INDICADORES QUE NOS PERMITEN DETECTAR LA PRESENCIA DE

TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA

 

           OBTENIDOS EN…

Indicadores de TGD (cfie valladolid - enero 2012 - Gabriel Labajo Rodilana)

Pso. Isabel la Católica, 5 - 1º DCHA 47003 VALLADOLID TEL. 983 343 555

e-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

http://recursos.crfptic.es:9080/jspui/bitstream/recursos/92/14/Indicadores%20y%20estrategias%20de%20intervencion%20en%20TGD.pdf

 

 

15 a 36 meses

• No se interesa por otros niños.

• No hace uso del juego SIMULADO, por ejemplo, hacer como si sirviera una taza de café usando una cafetera y una taza de juguete.

• Presenta juego poco imaginativo, repetitivo o rituales de ordenar en fila, de interesarse sólo por un juguete concreto, etc.

• No utiliza el dedo índice para señalar, para indicar INTERÉS por algo.

• No te trae objetos con la intención de MOSTRÁRTELOS.

• Da la sensación de no querer compartir actividades.

• Tiende a no mirar a los ojos, y cuando te mira, su mirada tiende a ser corta y “de reojo”.

• En ocasiones parece sordo, aunque otras puede parecer especialmente sensible a ciertos sonidos.

• Presenta movimientos raros, como balanceos, poner los dedos en posiciones extrañas, etc.

 

 

 3 a 5 años

• Baja respuesta a las llamadas (requerimientos verbales) de los padres o adultos, o a otros reclamos, aunque hay evidencias de que no hay sordera.

• Dificultades para establecer o mantener relaciones en las que se exija Atención o acción conjunta.

• Escasa atención a lo que hacen otras personas, en general.

• Retraso en la aparición del lenguaje que no es sustituido por otro modo alternativo de comunicación.

• Dificultades para entender mensajes a través del habla.

• Inquietud más o menos acusada que se traduce en correteos o deambulaciones “sin sentido” que dificultan centrar la atención.

• Pocos elementos de distracción y los que existen pueden llegar a ser altamente repetitivos y obsesivos.

 

A partir de los 5 años

• Dificultades para soportar cambios dentro de la vida cotidiana, por ejemplo, en los horarios o en los lugares en los que se hacen determinadas actividades, etc.

• Alteraciones sensoriales reflejadas en la tolerancia a determinados sonidos, olores, sabores, etc. y que afectan a hábitos de la vida como la alimentación, el vestido, etc.

• Escaso desarrollo del juego simbólico o del uso funcional de objetos.

• Alteraciones cognitivas (percepción, memoria, simbolización) que afectan a la resolución de problemas propios de estas edades.

• Problemas de comportamiento que pueden ir desde los correteos o conductas estereotipadas del tipo balanceos o aleteos, hasta rabietas de intensidad varia.

 

 

 

 

 

Enlace al blog de 

  trastornos del

espectro autista